Arreglar pinchazo en la bici de carretera

El primer neumático fue fabricado en 1887 por el inventor escocés John Boyd Dunlop; lo hizo para que su hijo no sufriera en exceso mientras pedaleaba por carreteras en mal estado. Este invento nos ha permitido, desde entonces, disfrutar de una conducción suave y fluida sobre el asfalto. Sin embargo, sabemos que ese momento de felicidad en nuestra salida en bici se puede estropear, en un instante, si pinchamos la rueda.

En antipinchazos.es sabemos por experiencia que ese inoportuno pinchazo puede dar al traste una plácida salida de domingo, un entrenamiento en medio del frío y la humedad, o la competición que llevas meses preparando. Por ello, creemos que es nuestra obligación darte la información y los consejos necesarios para qué conozcas mejor tu bicicleta y para que puedas prevenir y arreglar esos pinchazos.

Tipos de pinchazos.

Principalmente hay dos tipos de pinchazos que nos pueden ocurrir:

  • Provocado por la penetración de un cuerpo extraño, como puede ser una espina, piedra o clavo en el neumático. La pérdida de aire puede ser paulatina y lenta, si se trata de una espina que ha hecho un pequeño agujero, o instantánea, por ejemplo, si una piedra lo ha rajado en uno de los laterales.
  • También puede estar provocado por un impacto, pellizco o reventón. Sobre todo, cuando pasas por un bache y la cámara se pellizca con la llanta, perforándola. Si ocurre esto, la cámara presentará dos cortes paralelos, conocidos como mordedura de serpiente.

¿Cómo evitar pinchazos en tu bicicleta de carretera?

Vamos a centrarnos en cómo evitar pinchazos en una bici de carretera; es mucho menos frecuente, pero por supuesto también puede pasarnos:

Lo primero que tendremos que elegir es el tipo de neumático que vamos a utilizar. El día de la competición es normal que quieras montar unos neumáticos superligeros; pero debemos asumir que el riesgo de que lo pinchemos aumenta considerablemente. Para los días de entrenamiento o salidas más relajadas, te aconsejamos que uses neumáticos con tecnología de protección, como puede ser las tiras antipinchazos kevlar, que tampoco los hacen muy pesados. En invierno puedes utilizar neumáticos de baja gama, aunque suelen llevar un compuesto de goma excesivamente duro y pueden provocar deslizamientos.

También es importante controlar la presión de aire que le das a las ruedas. Utiliza un buen hinchador de pie con manómetro; rígete siempre por el rango de presión que cada neumático y que debe venir impreso en las paredes de este. Aunque también tendrás que tener en cuenta tu peso; como la mayor parte irá sobre la rueda trasera, es en esta donde tendrás que llevar una presión mayor. Debes encontrar el equilibrio, ya que un neumático poco inflado es más propenso al temido pellizco, y uno con excesiva presión puede sufrir más con alguna piedra afilada que encontremos en la carretera.

Antes de cada salida, es un buen hábito que inspecciones y revises el estado de los neumáticos, asegurándote de que no existan bultos extraños ni fragmentos de vidrio o piedras incrustadas; y para rizar el rizo, cuando regreses de tu salida, no es mala idea que lo limpies y vuelvas a comprobarlo.

Los pinchazos son mucho más habituales en los climas húmedos. El agua actúa como un lubricante para los elementos externos que se incrustan y penetran en el neumático. Así que cuando vayas a montar sobre mojado aumenta tu atención en las medidas y hábitos que acabamos de nombrar.

Por supuesto, que tu habilidad y control de la bicicleta también va a ser determinante para evitar piedras, socavones y objetos en la carretera. Así que no dudes en practicar mucho con ella.

Las mejores soluciones antipinchazos.

  1. Bandas antipinchazos.

Se trata de una solución muy económica y fácil de colocar; otra ventaja de las bandas es que son reutilizables en otros neumáticos. Aunque no consiguen reducir a 0 el riesgo de pinchazo, sí que lo reducen de una forma considerable; suelen estar compuestos de grafeno, piel, aramida y poliuretano. Te aconsejamos las bandas antipinchazos slime para bicicletas de carretera.

2. Cámara antipinchazos.

Es uno de los sistemas más utilizados por los ciclistas. Se pueden encontrar de dos tipos: con líquido sellante, conocidas como “cámaras con moco”, o las cámaras autosellantes, de elastómero termoplástico, que consiguen sellarse de manera inmediata y hermética tras pinchar.

3. Tubeless ust.

Al prescindir de la cámara, se elimina el riesgo de pellizcos; el tubular además cuenta con un rango mucho más amplio de presiones y pesa menos; además posee un amplio abanico de posibilidades de personalización.

4. Tubular.

Es uno de los productos antipinchazos más eficientes y que nos reportará un mayor rendimiento con su escaso peso y su adaptación a todos los terrenos. Uno de los objetivos de los fabricantes es evitar que tengan punciones, que obligarían a la sustitución completa del tubular; para ello, incluyen bandas de rodadura de caucho o kevlar. Si queremos blindarlo todavía más ante los elementos externos, admiten líquidos sellantes.

5. Líquidos antipinchazos.

Te van a sacar del apuro de una forma eficaz, taponando y rellenando la cámara con una espuma o gel, compuesta por una mezcla de hidrocarburos con propano y/o butano, que da cierta presión al neumático, suficiente para continuar sin necesidad de hincharlo.

Hay gente que prefiere utilizar líquidos fabricados artesanalmente en casa, pero suelen ser muy agresivos para la cubierta, pueden acabar abrasándola y obligándote a cambiarla. En nuestra opinión, no merece la pena hacerlo, con la única ventaja de ahorrarte un par de euros. Todos estos productos han evolucionado mucho, puedes encontrar fácilmente y a un precio muy razonable, el mejor líquido antipinchazos mtb. Así que comienza a usarlos y no vuelva a bajarte de la bicicleta por un pinchazo.

Desde nuestra dilatada experiencia como ciclistas, estamos convencidos de que un buen mantenimiento de tu bicicleta, el tomar las medidas de prevención necesarias, un manejo responsable y coherente con ella y el no tener reparos en ponerla en manos de profesionales cuando lo necesite, te asegurará muchos años para disfrutar de tus salidas con ella. Por lo que esperamos que este post haya contribuido a ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.