Kit de reparación de pinchazos

Recuerdo como si fuese ayer mi primer pinchazo en bici. Durante meses, mis salidas con el grupo habían sido de lo más tranquilas y satisfactorias; sin ningún problema ni contratiempo. Esto me hizo despreocuparme por completo de averías y de pinchazos; desoyendo el consejo de muchos compañeros salía sin ningún tipo de herramientas o material para ello. Aquella mañana salí solo a rodar y en un punto de la carretera, a más de 20 kilómetros del pueblo más cercano, comencé a notar señales de que algo no funcionaba bien; efectivamente, había pinchado. Os podéis imaginar la incomodidad de una situación que me acabó saliendo muy cara; ya que un taxi tuvo que llevarme de vuelta a casa. Por supuesto, no ha sido la única vez que he pinchado, pero no me ha vuelto a suceder sin el material necesario para solucionarlo.

Como miembro de www.antipinchazos.es me he sentido obligado a narraros esta anécdota como aviso de lo que te puede ocurrir si decides salir con tu bicicleta sin ningún tipo de herramienta ni kit de reparación de pinchazos en carretera, pensando que no te va a pasar a ti. Estos son los productos sin los que no debes comenzar ninguna de tus salidas:

Bomba de mano/ CO2.

Es imprescindible para volver a llenar la rueda después de reparar el pinchazo; debería ser compatible tanto para las válvulas Schrader como las válvulas presta; no tendrás que gastarte mucho dinero ya que hay algunas realmente económicas.

Si tu opción en la rueda es tubeless, estás compitiendo o quieres hinchar la rueda en pocos segundos, puedes llevar contigo un par de bombas de CO2.

Kit de parches.

Con los parches autoadhesivos podrás sellarlo fácilmente; sólo tendrás que asegurarte de que en la cubierta no queden restos del pincho u objeto causante del pinchazo.

Para el tubeless, necesitarás en su lugar un kit de mechas para reparar pequeñas perforaciones en la cubierta.

Juego de desmontables.

Será de gran ayuda para que puedas sacar la cubierta del aro de la rueda. Debes elegir un juego resistente y de buena calidad para evitar partirlos o doblarlos.

Cámara de repuesto.

Si no nos quedan parches o no tenemos tiempo para hacerlo, la mejor opción es cambiar directamente la cámara por una nueva. Es importante que te asegures de que el tipo de válvula es la misma.

Podrás encontrar en el mercado modelos de cámaras económicos, ultraligeras o con líquido sellante en su interior para que se autoreparen.

Todos estos elementos también te servirán como kit de reparación de pinchazos en la montaña; y te permitirán estar preparado y con total tranquilidad en tus salidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.